Por qué no juego Golf


El tipo trabajaba como un burro, toda la semana, lo único que lo hacía feliz era saber que los sábados eran suyos.

Como todos esos días, se levantó muy temprano, se puso la ropa correspondiente y, tratando de no hacer ruido para no despertar a su esposa, salió del dormitorio, bajó las escaleras, para luego tomar un desayuno rápido, subió a su auto y se dirigió al campo de golf.

golf.JPG

Encendió la radio en el justo momento en que daban el reporte meteorológico:

– Tormentas eléctricas y lluvias durante toda la mañana.

Una mueca de fastidio llenó su ilusionada cara y luego de pensarlo unos instantes, giró el vehículo y regresó a su casa.

Guardó el auto en la cochera, subió al dormitorio, se sacó la ropa deportiva, tratando de no hacer ruido, para luego deslizarse entre las sábanas hasta quedar pegado a la espalda de su esposa y susurrarle muy dulcemente:

– Amor, hay una tormenta terrible.

Y ella adormilada y con la voz más sensual que se puedan imaginar, le respondió:

– Y el pendejo de mi marido, jugando al golf…

Acerca de Luis R Castellanos

Experto en eLearning, Tecnologia y Seguridad Bloguero y profesor universitario. ___ eLearning, Technology and Security Expert. Blogger and professor.

Publicado el 25 septiembre , 2005 en Parejas. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: