Archivos Mensuales: enero 2006

Regalo de Cumpleaños


gimnasio.jpg

Ahora que acabo de cumplir años, mi mujer me regaló un cupón válido por una semana de entrenamiento personal en un buen gimnasio local.

Independientemente de que yo esté en excelente forma, pensé que era una buena idea para intentar detener ese proceso de “barriguita” que a todos nos ataca. Llamé al “Gym” e hice mi reserva con una “personal trainer” de nombre Carolina, quien se auto-describió como una instructora de Aeróbicos de 23años y es modelo de ropa interior, deportiva y trajes de baño.

Me recomendó que llevara un diario, para ir documentando mi progreso. Aquí les envío las anotaciones del diario en referencia:

Lunes: Empecé mi día a las 6:00 AM. Coño, bien jodido levantarse de la cama a esa hora. Todo cambió cuando llegué al gimnasio y vi que Carolina estaba esperándome. Verga que nota. Parecía una Diosa Griega: rubia, ojos celestes y una gran sonrisa, con unos labios carnosos y espectaculares.¡Que buenaza que está Carolina!. Me hizo un tour, me mostró los aparatos y me agarró dulcemente la muñeca para tomarme el pulso después de echarle bolas durante 5 minutos en la bicicleta fija. Se alarmó de que mi pulso estuviera tan acelerado, pero yo lo atribuí a ella, vestida con su lycra apretaíta que se le metía en el trasero y aparte de que estaba tan cerca de mí…

Carolina me estaba motivando cuando hacía yo mis sentadillas, a pesar de que ya me dolía la barriga de tanto meter esa mierda pa’dentro cada vez que Carolina pasaba junto a mí. Después de terminar mi inspirador día de ejercicio, me quedé un rato más y goce una bola viéndola dar su clase de Aeróbics.

Martes: Me tomé dos jarras de café, pero finalmente logré salir de la puerta de mi casa. Llegué al “Gym” y Carolina hizo que me recostara boca arriba y me puso a levantar una pesada barra de metal ! y después tuvo las bolas de ponerle ¡¡¡pesas!!!. Mis piernas estaban un poco debilitadas en la cinta trotadora, pero coño, logré completar ¡UN KILÓMETRO COMPLETO!, arrechísima la vaina. La aprobadora sonrisa de Carolina y el guiño cómplice que me disparó hizo que todo valiera la pena…¡me sentía fantástico!… era una nueva vida para mí.

Miércoles: La única forma como conseguí lavarme los dientes, fue poniendo el “fucking” cepillo encima del maldito lavamanos y moviendo la cabeza de lado a lado. No joda, creo que tengo una hernia en los pectorales. Manejar para ir al “Gym” no fue tan fácil: sólo de frenar y darle vueltas al volante me dolían hasta los cojones. Cuando llegué, me estacioné encima de una motico que había allí. Empecé a hacer mi “rutina”, pero Carolina se estaba impacientando conmigo por considerar que mis gritos molestaban a los demás socios del club, pero coño, es que me dolía toda mierda. Además, su voz resulta un poco aguda a esas horas de la mañana y cuando grita se vuelve nasal y es muy molesta. Me duelen las pelotas cuando me subo a la caminadora, así que Carolina me subió a la escaladora, aunque la noté como un “pelo arrecha”. ¿Para qué mierda alguien inventó una máquina para hacer algo que se ha vuelto obsoleto con los ascensores?

Carolina me dijo que me ayudaría a ponerme en forma y a disfrutar la vida … otra de sus tantas pendejadas y promesas que anda todo el tiempo diciéndome, no joda.

Jueves: Carolina me estaba esperando con sus jodidos dientes de vampiro y con su sonrisita coño e’madre al estilo Jack Nicholson en Batman. No pude evitar llegar media hora tarde: fue el tiempo que me llevó ponerme los zapatos de mierda. La reventada de Carolina me puso a trabajar con las argollas pero cuando se distrajo, salí “esmachetao” corriendo a esconderme en el baño . Mandó a otro entrenador a buscarme y como castigo, me puso a trabajar en la maquina de remar y … nojoda, me hundí pa’l coño.

Viernes: Odio a la plasta de mierda de Carolina más que a cualquier otro ser humano que haya odiado en la historia del mundo. Estúpida, famélica, anémica, cerebro e’ pollo. Si hubiese una parte de mi cuerpo que pudiese mover sin un dolor desesperante, le rompería toda su puta madre que la parió. Carolina quiso que trabajara en mis tríceps…¡YO NO TENGO TRICEPS!, nojoda …. y si no quiere que le “escoñete” el piso del maldito gimnasio, que no me pase las putas barras ni cualquier otra cosa que pese más que un sándwich de pastrami. La bicicleta fija me hizo desmayar y desperté en la camilla de la nutricionista, una flaca “pajúa” que me dió una cátedra de alimentación sana, ¡claro! la muy pendeja no tiene la más puta idea de lo que es cagarse realmente de hambre. ¿Por qué no me pudo tocar alguien más tranquilo, como un mariquín maestro de costura! o un estilista “pargo”?. La madre de todos ellos …

Sábado: La “regalada” de Carolina me dejó un mensaje en mi contestadora con su vocecita de “cachapera”, preguntándome por qué no fui hoy. Coño, no fui porque no me salió del forro de las bolas. Sólo con escucharla me dieron ganas de cagar y caerle a patadas la contestadora, pero no tenía la fuerza suficiente ni para levantar la pata, incluso ni para levantar el control remoto de la tele, así que me “mamé” 11 horas seguidas viendo “Vale TV” con las mariqueras de National Geographic …. puros pajaritos tirando y brincando de rama en rama.

Domingo: Pedí a un amigo de la iglesia que me viniera a recoger para ir a misa y agradecerle a Dios que esta semana haya terminado y que aun continúo con vida. También recé para que el año que viene, la “enferma” del cerebro de mi mujer me regale alguna vaina un poco más divertida, como un tratamiento de conducto, una circuncisión, una vasectomia, coño, o un examen completo de próstata en Barlovento, donde los negros tienen los dedos como la pinga, pero no joda que no me renueve la suscripción al gym.

Anuncios

Sida


 – Anda, María, abre la puerta que no te va a pasar nada malo. Sólo vamos a gozar mucho.

– No, siñor, tese quieto!.

– Mira, María, si abres te aumento el sueldo…

– ¿Y, luego quí li dicimos a la patrona?

– Pues nada, ella no tiene porque enterarse de nada.

– Ta bueno, patrón, pero pase por dibajo di la puerta su cirtificado de que no tiene SIDA.

Don Virgilio recuerda el chequeo médico que se acaba de practicar y le pasa hasta su acta de nacimiento, ante lo cual la sirvienta por fin cede y Don Virgilio se da el gustazo. Al rato ya calmado y disfrutando de un buen tabaco, le dice Don Virgilio a la sirvienta:

-¡Caramba, María, no sabes leer ni escribir, pero, que bien estás enterada de las cuestiones de salud!

– Si, patroncito, yo seré disnorante, muy disnorante, rete disnorante, pero esto del Sida no me lo pegan dos veces!!!!!!!!!

Solidaridad Conyugal


ventana.jpg

 Tres obreros limpiaban las ventanas en los últimos pisos de un edificio
muy alto. Uno de ellos, de nombre Juan, tuvo necesidad de ir urgentemente al baño y decidió descender con su silleta hasta la planta baja.

Mientras estaba en el baño, un viento huracanado azotó el edificio e hizo
caer al vacío las silletas de los otros dos obreros, quienes se estrellaron
contra el pavimento y murieron de inmediato.

Esa misma noche, Juan, profundamente afectado por lo ocurrido, acudió con su esposa al velatorio de sus dos compañeros y no halló palabras para al menos tratar de consolar a las dos viudas.

De pronto entraron en la sala del velatorio dos señores muy circunspectos que preguntaron por las viudas. Se dirigieron a ellas y les dijeron:

– “Señoras, el seguro previsto por la empresa en que trabajaban sus
difuntos esposos les otorga a ustedes una indemnización por el lamentable siniestro en que ambos perecieron es un cheque por US$1.250.000 para cada una de ustedes. Firmen aquí, por favor, tengan los cheques y reciban nuestras más profundas condolencias”.

La esposa de Juan, que había presenciado anonadada toda la escena, miró airada a su marido y le dijo:

– “Claaaaro,…………..¡¡y tú cagando!!!”

Juego Nacional


revolver.jpg

El Ministro de Asuntos Exteriores de una república africana visita Rusia en viaje oficial.

Tras una semana, su homólogo ruso le dice:
– “Espero que haya disfrutado de la estancia en nuestro país, pero antes de irse es costumbre que practique nuestro juego nacional”.

– “¿Y cuál es ese juego?”, pregunta el africano.
– “Bueno, la ruleta rusa, claro”.
– “¿La ruleta rusa? No lo conozco”.

– “Consiste en que usted se ponga este revólver contra la sien y apriete el gatillo. En el cargador hay una sola bala, así que tiene cinco posibilidades entre seis de sobrevivir”.

El ministro africano traga saliva, pero piensa para sí: “Soy heredero de una tribu de valientes guerreros y afrontaré esta prueba”.

El hombre aprieta y… ¡clic! No se dispara.

Entonces, respira y le dice al ruso:
– “Le recuerdo que dentro de tres meses me tendrá que devolver la visita”

Tres meses después, el ministro ruso pasa una semana en la pequeña república africana, y el último día su homólogo le dice:

– “Espero que haya disfrutado de la estancia en nuestro país, pero antes de irse es costumbre que practique nuestro juego nacional”.

– “¿Y cuál es ese juego?”.

– “Bueno, la ruleta africana, claro”.

– “¿La ruleta africana? No lo conozco. ¿En qué consiste?”.

Les conducen a un aposento donde hay seis chicas guapísimas y completamente desnudas.

El africano le dice al ruso:

– “La que usted elija le hará sexo oral”.

– “¡Genial! Esto es magnífico y… ¿dónde está el riesgo?”, pregunta el ministro ruso.

El africano sonríe y responde:
– “Una de ellas es caníbal”.

El viejito y el Punketo


Estaba un viejito sentado en el banco de una plaza, cuando un muchacho se sienta a su lado con todos los pelos parados y pintados de azul, rojo, verde y amarillo.

El viejo se queda mirándolo un rato atónito……incrédulo…….cuando de repente el chico le dice:

– ¿ Que te pasa, viejo marico ? ¿ por que me miras con esa cara ? ¿nunca hiciste nada loco en tu vida ?

A lo que el viejito, sin exaltarse, le contesta:

-Si, una vez me drogué hasta las metras y me cojí una Guacamaya…

– Y justamente me preguntaba……

– ¿ No serás hijo mio? Coño e tu madre…

La Cervecita


cerveza1.gif

Una pareja que tan solo llevaba dos semanas de casados sostiene él siguiente dialogo, porque el marido, aunque sé sentía feliz, ya andaba con ganas de irse de parranda, así que le dice a su mujer:

– “Mi vida, ahorita vengo”.

– “¿Adónde vas, cariño?” (Expresión de recién casados).

– “Al bar mi cielito, a tomarme una cervecita”.

La mujer se lleva la mano a la cintura y le dice:

– “Quieres cervecita, mi amorcito?”

Y en eso abre la puerta de la nevera y le enseña 25 marcas de cerveza de 12 países diferentes: mexicanas, alemanas,holandesas, japonesas, etc.

El marido no sabe que hacer y se le ocurre decirle:

– “Ay, mi gorda divina, pero en el bar, tu sabes, la jarra helada…!”

No terminaba de decir esto, cuando la esposa interrumpe diciéndole:

– “Quieres jarra congelada mi amorcito?”

Saca del congelador una jarra helada,congelada, blanca, tan blanca que
hasta temblaba de frió.

El marido sorprendido dice:

– “Si bebita mía, pero en el bar sirven unos Pasapalos riquísimos, vuelvo
enseguida, Si?”

– “Quieres pasapalos, mi amorcito?”

Abre el horno y la nevera y saca quince platos diferentes de pasapalos: aceitunas, empanadas, papas fritas, tacos, maní, cotufas,quesos, paté, caviar, carnes frías, etc.

– “Pero caramelito, en el bar, tu sabes, las maldiciones, las palabrotas y
todo aquello…”

– “Quieres palabrotas, mi amorcito? Entonces: ¡Te tomas la puta cerveza, en esa jarra de mierda y te comes esos malparidos pasapalos, pero de aquí no sales, hijueputa!”

La diligencia del abogado


balanza1.gif

La “Madama” abrió la puerta del burdel y se encontró con un elegante caballero de mediana edad.

– Puedo ayudarlo? Preguntó la madama.

– Quiero ver a Natalie, contestó el Señor.

– Natalie es una de nuestras damas más costosas, quizás alguna otra de las chicas…?

– No, debo ver a Natalie – replicó él.

Enseguida vino la tal Natalie (im-pre-sio-nan-te!!) para explicarle al caballero que ella cobraría U$S 1.000 por la visita.

Sin pestañear, el hombre metió mano en el bolsillo y le entregó diez billetes de cien dólares. Ambos se fueron a uno de los cuartos y al cabo de una hora el Sr. salió muy tranquilo.

La siguiente noche, el mismo caballero apareció nuevamente demandando ver a Natalie. Natalie replicó que era muy raro para cualquiera visitar el lugar dos noches seguidas y que ni pensara en descuentos. Nuevamente el hombre echó mano de sus billetes y le entregó otros diez de cien dólares. Luego, como el día anterior, en compañía de Natalie, se marchó a uno de los cuartos por una hora y se fue.

Cuando apareció nuevamente una tercera noche consecutiva, nadie podía creerlo. Nuevamente le entregó a Natalie mil dólares y se fueron ambos a un cuarto por una hora. Mientras salían, Natalie le dijo al hombre:

– Nadie ha usado mis “servicios” por tres noches consecutivas. ¿De dónde es Ud.?

El señor replicó:

– De Philadelphia.

– ¿En serio? Contestó ella. Tengo familia en esa ciudad.

– Lo sé, dijo el caballero. Su padre falleció y yo soy el abogado de sus hermanas… Ellas me pidieron que le entregara su parte de la herencia: US$3.000. Buenas noches. Ha sido un placer.

MORALEJA: Ciertas cosas en este mundo son inevitables: la Muerte, los impuestos y que te joda un abogado.

El paralitico maracucho


gorilla.jpg

Pasó un domingo cualquiera en el Parque Sur……veridico……

Era Domingo y el Parque Sur estaba lleno de visitantes. Todos querían ver la nueva adquisición del parque: un enorme gorila traído – decia el folleto explicativo – de una remota región de África donde nunca el hombre había dejado huella. Entre los que acudieron a contemplarlo se hallaba un paralítico en su silla de rueda.

La multitud gritaba y no faltaba quien arrojara frutas y otros objetos al inmenso animal. De pronto se produjo una enorme conmoción: el gorila se había enfurecido; mostraba dientes y garras en actitud de ataque y se daba tremendos golpes en el pecho al tiempo que dejaba escuchar sus ensordecedores rugidos por todo el zoológico. La gente retrocedía asustada.

El fiero animal empezó con sus membrudos brazos a doblar los barrotes de su jaula. Los rompió por fin, como si fueran de madera, y salió de la jaula. Espantada, la gente echó a correr por todas partes. El pobre paralítico también se apresuraba en su silla de ruedas, pero se iba quedando atrás, casi al alcance del gorila, que corría tras la muchedumbre.

Un guardia que acudía vio los apuros del desdichado empezó a gritar:

– “¡¡EL PARALÍTICO!!, ¡¡ EL PARALÍTICO!!!”

Y el paralítico, al escuchar al guardia se voltea arrecho y le grita:

– “VERGACION! DEJÁ QUE EL GORILA ESCOJA SOLO, COÑO ‘E TU MADRE!!!”

Los Astrólogos


estrellas.jpg

Tras una semana de trabajo en TV, charlas y talleres, Carlos Fraga y Adriana Azzi (Astrólogos Venezolanos), deciden irse de cámping a la playa, por el fin de semana.

Despues de comer, se fueron a dormir a una tienda de campaña.

Horas más tarde, Adriana se despertó y codeó a su amigo,diciéndole:
– Carlos, mira el cielo y dime que ves…

Fraga contesta:
-Veo millones y millones de estrellas…

-¿Y eso que te dice?, -replicó Adriana Azzi.

– Astronómicamente: que hay millones de galaxias y potencialmente billones de planetas.
– Astrologicamente, que Saturno está en Leo.
– Cronológicamente, que son aproximadamente las 3 de la madrugada.
– Teológicamente, que Dios es Todopoderoso y nosotros somos pequeños e insignificantes.
– Meteorologicamente, que mañana tendremos un hermoso dia.
– Y a ti Adriana, ¿que te dice?

– Carlos, TU SIEMPRE CON TUS GUEVONADAS!!.. NO TE DAS CUENTA QUE NOS ROBARON LA CARPA?

Qué pena


que-pena.jpg

 Un tipo recibe una llamada anónima avisándole que todos los días en cuanto él se va al trabajo su mujer lo engaña con otro.

Al día siguiente, el tipo sale de su casa pero se queda esperando desde la esquina.

Al rato ve llegar a un señor súper bien, cuerpo atlético, aristocrático, al volante de un BMW último modelo, ropa italiana de última moda, con un ramo de flores en la mano y toca el timbre de su casa. Desde lejos ve que su mujer abre la puerta y lo hace entrar.

El marido corre a su casa, abre con su llave sin hacer ruido, entra sigilosamente y espía por la puerta entreabierta del dormitorio. La mujer se había esmerado en poner las mejores sábanas, el señor se quita la chaqueta revelando unos hombros poderosos y armónicos. La mujer lo besa apasionadamente mientras se quita los zapatos.

El marido no sabe que hacer, ni como intervenir y solo atina a seguir espiando. El señor se quita la camisa de seda natural y muestra un torso perfecto, un vientre duro y sin un gramo de grasa. La mujer se quita la falda dejando al descubierto unas piernas y nalgas llenas de celulitis, y acaricia con locura al señor. El señor se quita los pantalones: sus piernas son virilmente perfectas, además de su miembro descomunal.

La mujer se quita la blusa: su vientre lleno de estrías, se suelta el sostén y los pechos, flácidos y caídos le cuelgan hasta el ombligo.

El marido esconde la cara entre las manos y murmura:

– “Coño ¡que pena con ese señor!”

La Vueltita Verde


Juan llevaba de enamorado tres años con una chica muy linda llamada Alexandra, y hasta el momento no había intentado tener relaciones sexuales con ella. Un día empezó a acariciarla apasionadamente, le quitó toda la ropa, pero cuando intentó hacerle el amor, ella se excusó diciendo que solo haría eso después del matrimonio, pero que una vez casados podría hacer hasta “La Vueltita Verde” con ella.

Muy confundido con esto, Juan llamó a Johanna (una mujer con quien el tenía sus escapadas). Fue al departamento de ella y le pidió que hicieran “la vueltita verde”. Johanna, asustada, comenzó a gritar diciendo que ella era una mujer respetable y que nunca se le pasaría por la cabeza hacer una cosa de esas y le ordenó salir inmediatamente de su casa diciéndole que se olvidara para siempre de ella.

Mas confundido todavía, Juan decidió ir a un prostíbulo. Escogió una mujer linda, se fue para un cuarto con ella y le preguntó si ella hacía de todo. Ella le respondió que hacía cualquier cosa por dinero. Entonces Juan le pidió que hiciera “La Vueltita Verde” con él. Ella, puta de profesión, respondió que a pesar de ser una prostituta y ramera, era una mujer que se respetaba mucho y lo empezó a agarrar a golpes.

Oyendo aquel alboroto el cabaretero abrió la puerta de una patada y preguntó ¿Qué carajo está pasando? Juan, más confundido que nunca, le dijo que solo le había pedido a la mujer hacer un poquito de “La Vueltita Verde” con él. Al oír esto, el cabaretero enfureció y lo sacó a empujones del prostíbulo gritándole que no volviera a aparecer por ese lugar.

Aún confundido, Juan fue a buscar a Fulvio! (un gay) para aclarar las dudas al respecto. Cuando lo encontró en su peluquería, se saludaron muy efusivamente, y Fulvio le dijo que estaba dispuesto a pasar una noche con él. Juan se lo llevó y le propuso también hacer “La Vueltita verde”. Fulvio no soporto oír eso y comenzó a golpearlo con la secadora de cabello y le dijo que era un desgraciado que no quería volver a verlo más en su vida y lo echó, ayudándose de otros peinadores que estaban con él.

Juan estaba ya ansioso, enloquecido… Fue, buscó a Alexandra (su enamorada) y le pidió que se casara inmediatamente con él. Quería hacer el amor con ella pero más que eso mataba por hacer “La Vueltita Verde”.

Alexandra aceptó y muy eufórica enfatizó que lo haría muy feliz y que harían “La Vueltita Verde” todas las veces que quisieran. Se casaron… y fueron de luna de miel.

Juan, muy inquieto, quería interrumpir el viaje para hacer la tal “vueltita verde”… En esa ansiedad, desvió su atención del camino, y se estrelló contra un trailer, provocando un accidente.

Alexandra… murió.

Él está hasta ahora tratando de averiguar que es “La Vueltita Verde”… y yo también.

Perdí mi tiempo leyendo este mensaje y al final, no te dicen que carajo es “La Vueltita Verde” así que no pienso quedarme con esta duda yo solo.

Historia de Navidad


historieta-de-navidad.jpg

Cómo complacer al Hombre y a la Mujer


complacer-hombre-y-mujer.jpg

Huevos Calientes


huevos-calientes.jpg

Pulcritud


chiste4.jpg

El Mosquito


mosquito.jpg

Un hombre y una mujer van en auto discutiendo dentro del auto acerca de las reiteradas e imperdonables infidelidades de él. De pronto,la mujer muy furiosa se abalanza sobre el marido y le corta el pene. Mucho más enojada aun, lanza el miembro por la ventanilla.

Detrás de ellos venía una camioneta con otro hombre y su hijita de 8 años. El pene volando, golpea en el parabrisas de la camioneta, queda pegado por breves segundos y nuevamente sale volando debido al viento y la velocidad.

La niña, asombrada, le pregunta a su papá:
– ¿Papito, ¿qué fue eso?

El padre, no queriendo exponer a su hija a tan temprana edad a temas de relacionados con la sexualidad, se limitó a contestarle:

– Fue sólo un Mosquito.

La hija, un poco perpleja, piensa un momento y le dice:
– Peroo papá … ¡¡…Tremendo güevo que tenía el mosquito !!, no???

Misión Cumplida


misioncumplida.jpg

Una mujer en el 25 aniversario de su matrimonio, con mucha ilusión esa noche, se viste de lencería fina, con medias, ligueros y tacones de aguja incluidos, se pinta radiante y se pone de ese perfume intenso; entra insinuante en la habitación y se planta frente a su marido, que está tumbado al televisor leyendo el periódico:

– Cariño – dice la mujer – ¿Recuerdas cuando nos casamos, un día como hoy, hace 25 años? Aquella noche de bodas me dijiste: ¡Te voy a besar los pechos hasta secártelos! ¡Te voy a acariciar las nalgas hasta que se te caigan! ¡Te voy a hacer el amor hasta que te vuelvas loca! ¿No tienes nada que decirme hoy, 25 años después?

El marido la mira de arriba a abajo y le dice:

¡Misión cumplida!

Curso para la más antipática


antipatica.jpg

 Él: ¿Puedo invitarte a un trago?
Ella: En realidad preferiría que mejor me dieras el dinero.

Él: Estoy seguro que podría hacerte muy feliz.
Ella: ¿Por qué? ¿Ya te vas?

Él: Que dirías si te pidiera que te casaras conmigo?
Ella: Nada. No puedo hablar y carcajearme al mismo tiempo.

Él: ¿Me puedes dar tu nombre?
Ella: ¿Por qué? ¿No tienes tú uno?

Él: ¿Vamos a ver una película?
Ella: Lo siento. Ya la vi.

Él: ¿Dónde has estado toda mi vida?
Ella: Escondiéndome de ti.

Él: ¿No te he visto en otro lado?
Ella: Sí. Por eso ya no voy por allí.

Él: ¿Esta libre este asiento?
Ella: Si, y si te sientas también éste.

Él: Así es que, ¿a qué te dedicas?
Ella: Soy travesti.

Él: Hola preciosa, ¿Qué signo eres?
Ella: De negación.

Él: Tu cuerpo es como un templo.
Ella: Lo siento, pero hoy no hay misa .

Él: Si te viera desnuda moriría feliz.
Ella: Si yo te viera desnudo probablemente moriría de risa.

Él: ¿Donde has estado toda mi vida?
Ella: Donde estaré el resto de tu vida: en tus sueños.

Él: Soy fotógrafo. He estado buscando un rostro como el tuyo.
Ella: Yo soy cirujana plástica. También he estado buscando un rostro como el tuyo.

Él: Hola, ¿No salimos juntos una vez o tal vez dos?
Ella: Debió haber sido una. Nunca cometo el mismo error dos veces.

Él: ¿Cómo hiciste para ser tan bella?
Ella: Probablemente me tocó la parte que te correspondía a ti.

Él: ¿Saldrías conmigo el sábado?
Ella: Lo siento, pero me va a doler la cabeza el fin de semana.

Él: Tu rostro hace que la gente se vuelva a mirarte.
Ella: Y el tuyo hace que se le vuelva el estómago.

Él: Vamos, no seas tímida. Dime algo.
Ella: Ok, ¡ lárgate!

Disfraz de Carnaval


disfraz.jpg

 Un negro y su esposa que fueron invitados a una fiesta de disfraces. El le dice a su esposa que vaya a comprar los disfraces.

Por la noche, cuando llega del trabajo, encuentra en la cama un disfraz de Superman y gritando le dice a la esposa:

– “¿Qué mierda es esto? ¿Tú eres bruta o qué?” ? Cuándo has visto a un
Superman negro? Vete y cámbialo por algo mejor, carajo.

La esposa molesta va a la tienda y lo cambia por el de Batman. Al llegar a su casa, el esposo le grita: ¿Eres gafa o qué? ¿Cuando has visto a un
Batman negro?…Vete y cámbialo por algo mejor.

La esposa recontra molesta devuelve el disfraz y compra varias cosas.

Sobre la cama coloca 3 botones blancos, una correa blanca y un pedazo de madera de 2 x 4. Cuando el esposo llega del trabajo y encuentra esos objetos en la cama, le dice a la mujer:

– ¿Que mierda es esto?

A lo que la esposa le contesta:

– “Mira huevonazo, tienes 3 opciones:
1. Te quitas la ropa, te pegas los botones al cuerpo y vas de ficha de dominó.
2. Si no te gusta, te quitas los botones te pones la correa blanca a la cintura y vas de galleta Oreo …
y 3. Y si tampoco te gusta, te metes el pedazo de madera al culo y te vas
de helado de chocolate… ¡¡¡¡¡NEGRO DE MIERDA!!!……….

2 Narcos Gallegos


Dos gallegos se hacen narcotraficantes pero en el primer intento de pasar mercancía a la vecina Francia, son descubiertos por la guardia fronteriza.

A Paco le metieron varios plomazos en una pierna y brazos y lo detienen. Manolo, con mejor suerte, logra huir. Un mes después Manolo va a visitar a Paco a la cárcel francesa.

Paco le dice:

– “Manolo, hazme un favor… La herida de la pierna se ha infectado y aquí en la cárcel me la van a cortar. Quiero que recojas la pierna y la lleves a enterrar a nuestro pueblo”.

– “Por supuesto”, y accede a lo solicitado por su amigo preso.

A la semana siguiente retira la pierna extirpada, la lleva a España y procede muy compungido a su entierro. Vuelve a Francia a visitar a Paco y este le dice:

– “Manolo, el maldito virus de la herida se ha extendido. Es menester que me corten la otra pierna. Tienes que hacer lo mismo que con la anterior, llévatela para enterrarla en nuestra tierra!”.

Casi llorando, acepta.

Días después va a la enfermería, recoge la pierna de Paco y cumple la misma ceremonia de enterrarla en su amada Galicia. Y vuelve a visitar a Paco a la cárcel y escucha esto:

– “Mira Manolo, este endemoniado virus no quiere detenerse. Se me ha extendido al brazo derecho y me lo han de cortar; yo te pido que……..

Manolo lo interrumpe muy sonriente y acercándosele para hablarle en secreto le dice:

– “Que hábil que eres Paco…! ¡Ahora me doy cuenta! Te estas fugando poco a poco!!!”

Coincidencia


brindis.gif

Dos borrachos se encuentran en la calle y uno le dice al otro:
– Oiga, ¿shabe que a mi todavía no she me quitan lash ganash de beber?

A lo que el otro responde:

– Yo eshtoy igual, vamos a mi casa a seguir bebiendo! esh aquí en la esquina!

– Pero no puede ser, yo también vivo en la eshquina.

– No, yo vivo en la esquina.

– No! que yo vivo en la esquina!

– A ver, vamos toquemos el timbre y veamos quien vive ahí!

– Listo.

Los dos borrachos tocan el timbre, sale una mujer y dice:

– Pero que bien! que bien! Cabrones!… padre e hijo borrachos!

El Empujón


timbre.jpg

Esta pareja está durmiendo, de momento escuchan que le tocan a la puerta. El marido mira el reloj y ve que son las 3am. “Yo no me voy a levantar a esta hora.”

Se escucha otro toque en la puerta, pero esta vez más fuerte. La esposa le dice:

– Qué, no vas a ver quién es?

El marido, molesto, casi dormido, abre la puerta y encuentra a un tipo borracho que le dice:

– Hola, me puedes dar un empujón?
– Nooo, y piérdete, son más de las 3am y mañana tengo trabajo.

Le tiró la puerta, se fue a la cama y le contó a la mujer lo que había sucedido.

– Pedro, eso no fue muy amable de tu parte. Recuerdas aquella ocasión cuando se nos dañó el auto bajo una lluvia torrencial y tarde en la noche tocaste a la puerta de una familia que nos ayudó a empujarlo… muy dispuestos y sin enojo?. Cómo te sentirías si te hubiese dicho que te perdieras?

– Pero, es que el tipo está borracho.

– No importa – dice la esposa. – El necesita nuestra ayuda y sería una obra de caridad de parte de nosotros.

El esposo se levanta otra vez, abre la puerta, pero no ve al borrachito y le grita:

– Oyeee, necesitas el empujón todavía?

– Sí, por favor.

No pudiendo ver al borrachito… le grita:

– Dónde tú estás?

El borrachito le contesta,

-Aquí estoy, en tu columpio!

Las preguntas


cazador2.jpg

 La Maestra pregunta:

– Si hay 5 pájaros en una cerca y un cazador mata a uno con una escopeta, cuántos pájaros quedan?

Jaimito levanta la mano y dice:

– Ninguno, porque todos se van asustados con el disparo.

La maestra dice:

– No Jaimito, la respuesta correcta es 4, pero me gusta tu manera de pensar.

Jaimito dice:

– Yo tengo una pregunta para usted maestra: tres mujeres sentadas en un banco saborean un helado; una está lamiendo el helado, la segunda lo está mordiendo y la tercera lo está chupando……. ¿ Cuál de ellas está casada ?

La maestra, toda colorada, dice:

– Bueno, no estoy segura… supongo que la que lo está chupando…

Jaimito le responde:

– No, la respuesta correcta es la que tiene el anillo de matrimonio, pero, me gusta su manera de pensar.

Vagina Talentosa


catira.jpg

Un hombre se sienta en un tren frente a una voluptuosa rubia, que lleva una pequeña minifalda puesta. Aunque quiso, no fue capaz de retirar su mirada de los bonitos muslos, y como era de esperar, se da cuenta de que la chica anda sin ropa interior.

La rubia se da cuenta de que él la mira “ahí”, y le dice:

– Me estas mirando la vagina, ¿verdad?

– Sí, disculpa – Responde sonrojado el hombre, tras quitar su mirada.

– Está bien, no te preocupes. Responde la mujer. ¿Sabes?, es muy talentosa,mira esto: Voy a hacer que mi vagina te tire un beso.

La chica sube un poco más la falda para que el hombre tenga una vista completa y despejada. Acto seguido, increíblemente, la vagina contrae sus labios y, ¡le tira un beso! ¡Con sonido incluido!

El hombre, totalmente asombrado, pregunta:

– ¡¡¡OYE!!! y ¿Qué otra cosa puede hacer?

– Puedo hacer que te guiñe, como si fuera a un ojo.

Y dicho y hecho; el hombre mira asombrado como la vagina le guiña y da un par de pestañazos.

El hombre no podía creer semejante expresión de raro talento.

– Ven y siéntate al lado mío -sugiere la mujer, ya entrada en calor.

El hombre, ni tardo ni perezoso, se sienta al lado de ella y la rubia le pregunta sugestivamente:

– ¿Quieres meter un par de dedos por ahí?

Paralizado de asombro, el hombre responde:

– ¡COÑO!. ¡No me digas que también silva esa bicha!

El Hippie y la Monja


hippie-y-monja.jpg

Un Hippie se sube a un autobús, se sienta detrás de una monja y le dice:

– Quiero hacer el amor con usted…

A lo que la monja le responde:

– Yo soy monja, y no puedo hacer el amor con nadie…

Poco después, la monja se baja del autobús. El chofer le dijo al Hippie:

– Yo se como puedes hacerle el amor a la monja…

A lo que el Hippie le contestó:

– ¿Cómo?

El chofer le contesta que cada martes, la monja va al cementerio a medianoche a rezar, y que una buena idea sería que él se pusiera una túnica y algo de polvo blanco en la cara para que así ella creyera que él es Dios. ¡No podía fallar!

El siguiente martes, el Hippie hizo lo que el chofer le sugirió y esperó a la monja en el cementerio. La monja apareció alrededor de la medianoche y se hincó para rezar. En eso el Hippie se pone al frente de ella y le dice:

– Soy tu Dios. Yo contesto tus rezos, pero primero tienes que hacer el amor conmigo.

La Monja, sorprendida de ver a Dios al frente de ella, le responde:

– Está bien, pero tiene que ser por detrás, ya que quiero mantener mi virginidad…

La monja se subió la sotana y el Hippie le hizo el amor por detrás. Cuando termina, se quita la túinica y grita:

– ¡Ajá! ¡Soy yooo, el Hippie!

Entonces la monja se quita la sotana y grita:

– ¡Ajá! ¡Soy yooo, el Chofer!

La pomadita


pomadita.jpg

 Había una vez un señor que quería hacer el amor, así que se fué a buscar a una amiga a su casa.

A la hora de la hora, el pene no le respondía, así que en toda su desesperación le dice a la amiga que lo espere un momento. Vá al baño y en la oscuridad busca en el botiquín algo que le ayude a solucionar el problema. Encuentra una pequeña cajita con pomada, se la unta le devuelve al instante su vigor juvenil.

El tipo vuelve a la cama y le hace el amor a la amiga quién a su vez, se siente extasiada con tal vigor. Una vez terminado todo, al hombre le entra la curiosidad de saber qué se había untado. Se levanta, vá al baño, enciende la lúz y busca la pomadita.

Después de un buen rato la amiga entra al baño y lo encuentra desmayado en el suelo, con la cajita en la mano y lée: “Pomada Bayer para Callos. Endurece, seca, se pudre y se cae… Si es BAYER, ¡¡es bueno!!

¿Trabajo o Placer?


balanza.gif

Se encuentra el Socio mayoritario de un gran bufete en su despacho, sin un carajo que hacer (por supuesto). Se plantea si el hacer el amor con su mujer es trabajo o placer. Llama al abogado asociado y se lo plantea:

– ¿Hacer el amor con mi mujer es trabajo o placer?

El abogado asociado responde:

– Pues no lo sé, tendría que estudiarlo.

El Socio mayoritario le da una hora para responder. El abogado asociado acude donde el abogado contratado y le pasa la pelota:

– “¿Que el Socio mayoritario haga el amor con su mujer ¿es un acto de trabajo o de placer?”

El abogado contratado, entretenido en no hacer nada, le responde que no lo sabe. El abogado asociado le dice que tiene 45 minutos para averiguarlo. El abogado contratado le traslada la pregunta al asistente legal, que estaba muy ocupado peleándose con la máquina del café, sin nada que hacer, por supuesto. Pero él tampoco sabe la respuesta. Al final le llega la pregunta al PASANTE, que tiene la mesa llena de expedientes, 15 memos que enviar, 18 oficios que redactar, 8 informes que elaborar, y como si fuera poco tiene control de lectura en un par de horas en la universidad… en fin, atorado hasta el culo de trabajo por hacer. Su jefe le dice que tiene cinco minutos para decirle si el hecho de que el socio mayoritario del Bufete haga el amor con su mujer es trabajo o placer.

Sin levantar la cabeza, el PRACTICANTE responde inmediatamente:

– Es placer.

Su jefe, intrigado por la rápida respuesta, le pregunta:

– “¿Cómo ha llegado tan rápidamente a esa conclusión…..?”

– ¡¡ PORQUE SI FUERA TRABAJO, SEGURO QUE ME LA TENDRÍA QUE COGER YO!!

El Loro Tullido


loro51.jpg

Un tipo que decide comprar una mascota. Ve a un loro colgando,cabeza abajo, de un palo; se le queda mirando y dice en voz alta:

– “Vaya, ¿qué le habrá pasado a este loro?”

– “Yo nací así: soy un loro sin patas”, dice el ave.

– “¡Je, je! Me pareció como si este pájaro hubiera entendido lo que dije y me hubiera contestado“

– “Claro que entendí lo que dijiste. Soy un loro sumamente inteligente y muy culto”.

– “¿Ah, sí? Entonces contéstame esto: ¿cómo te cuelgas del palo, si no tienes patas?”

– “Bueno, verás, me da un poco de vergüenza, pero ya que has preguntado, te lo voy a decir: Uso mi pene como gancho y lo enrollo en el palo, no puedes verlo porque lo cubro con mis plumas”.

– “¡Increíble! ¿Realmente puedes entender lo que dice la gente y contestar?”

– “Claro que sí, hablo español e inglés. Puedo conversar sin mayores problemas casi sobre cualquier tema: política, religión, fútbol, química, filosofía… y soy especialmente bueno en ornitología. Deberías comprarme, soy un excelente compañero”.

El hombre mira la etiqueta del precio ($ 10.000 ) y masculla:

– “Ese precio es demasiado para mí”.

– “Pssst”, le llama el loro moviendo un ala para que se acerque.
– “Nadie me quiere porque no tengo patas. Ofrécele al dueño 5.000”.

El hombre ofrece los $5.000 y sale de la tienda con el ave. Pasan las semanas y el loro es sensacional, gracioso, interesante, un excelente amigo, entiende todo y hasta da muy buenos consejos. Su dueño está feliz con él. Un día, el hombre llega de trabajar y el loro lo llama:

– “Pssst”, moviendo un ala para que se acerque.

El tipo se pone muy cerca de la jaula.

– “No sé si contarte o no, pero es acerca de tu mujer y el cartero”.

– “¡¿Qué?!”

– “Bueno, esta mañana, cuando llegó el cartero, tu mujer lo recibió con un beso en la boca. Ella estaba vestida sólo con ropa interior”.

– “¿Y después qué pasó?”

– “Después, el cartero entró en la casa y empezó a acariciarla toda”.

– “¡Dios Santo! ¿Y qué más?”

– “Después, le quitó las bragas y el sostén. Se arrodilló y empezó a besarla por todas partes, empezando por los senos, lentamente, e iba bajando y bajando por el ombligo y seguía y seguía…”

El ave se queda callada un buen rato.

– “¿Y qué pasó? ¿Qué pasó? ¡Habla maldito loro!”, -grita frenético el hombre.

– “No sé, se me paró y me caí del palo”.

El Toro


toro.jpg

Un campesino tenía un toro reproductor, el mejor toro de la región. Ese toro era su único patrimonio y su sustento. Los hacendados locales descubrieron que el toro era el mejor reproductor de la zona y comenzaron a alquilarlo para cruzar sus vacas, comprobando que de ese cruce salían los mejores becerros.

Además era rendidor y rápido, no perdonaba a ninguna vaca que le pasara cerca, y parecía que nunca se cansara de engendrar.
Un día los hacendados se reunieron y decidieron comprar el toro para no depender más del campesino. Un representante fue y le dijo: “Ponle precio a tu toro que te lo vamos a comprar.”

El campesino, que no quería perder su fuente de ingresos, dio una cifra absurda para que fuera rechazada.

Los hacendados se quejaron al alcalde por el precio del animal, y este, sensibilizado con el problema, compró el toro con fondos municipales, registrándolo como patrimonio municipal y poniéndolo al servicio de toda la comunidad.

El día de la inauguración de los servicios, los hacendados trajeron sus vacas para que el toro las preñara. Le pusieron la primera, y nada.“Debe ser la vaca”- dijo uno –”es muy flaca”.

Le trajeron una gran campeona Holandesa, el toro la olfateó, y nada. Le pasaron el rodeo entero pero el toro ni se inmutó.

El alcalde furioso llamó al ex dueño y lo increpó a solucionar el problema, pues se había gastado el dinero de los contribuyentes y no quería pensar que todo fuera una estafa más.

El campesino se acercó al toro y le habló al oído :

– ¡¡Qué te pasa tío!!, ¿No quieres trabajar?

El toro lo miró con los ojos legañosos y desesperezándose le respondió:

– ¡¡No jodas tío!! ¡¡Ahora soy funcionario público!!

toro-2.jpg

Entrometido


entrometido.jpg

 Estaba yo sentado en el baño, haciendo mis necesidades, cuando oigo:

– “Hola, ¿como estas?”

No es que me guste conversaciones en ese momento… mucho menos sin saber quien se encuentra del otro lado, pero para no ser mal educado… contesté:

– “Estoy bien “.

Y el otro pregunta:

– “¿qué estás haciendo?”

Pero qué pregunta sin lógica. Me pareció tan tonto, y respondí:

– “Caramba, creo que lo mismo que tú…”

Ahora es que estaba llegando el colmo de la situación….dice:

– “¿puedo ir hasta donde estás?”

Ok, eso si fue demasiado, pero no queriendo ser mal educado, respondí. …
“¡No….en este momento estoy muy ocupado!”

Entonces oigo que dice el tipo:

– “Mira…te llamo más tarde, porque tengo un idiota sentado aquí al lado, y cada vez que yo hablo, él contesta….”

A %d blogueros les gusta esto: