Los Náufragos


naufrago.jpg

Un hombre de negocios, después de mucho tiempo sin tomarse unos días de vacaciones, decidió realizar un crucero por el Caribe, para relajarse y olvidarse de los problemas.
La primera semana de navegación fue perfecta. Se levantaba pronto, paseaba por cubierta, tomaba el sol, y participaba en todas las actividades que se ofrecían en el barco.

El trabajo estaba casi olvidado. La desgracia fue, que una noche estalló una fuerte tormenta que con el paso de las horas se convirtió en huracán, y que finalmente hizo zozobrar el barco, hundiéndolo. Nuestro hombre consiguió aguantar en medio del oleaje agarrado a un salvavidas, y cuando la tormenta cedió, se encontró en las cercanías de una hermosa isla, llena de palmeras plataneras y cocoteros.

A base de plátanos y cocos, sobrevivió varios meses, y cuando ya tenía perdida toda esperanza de volver a ver a otro ser humano, un buen día observó asombrado como se acercaba una pequeña balsa, tripulada por una joven y guapa mujer.

-Vivo al otro lado de la isla -le dijo-. Supongo que tu también serás superviviente del crucero en el que viajaba yo.

Si -contesta el hombre-. Pero… Dime. ¿Cómo has hecho para construir esa balsa?

-Extraje el látex de algunas plantas, y con árboles de eucalipto… -contestó la joven.
El, admirado, le dice:

-Pero… ¿Qué herramientas usaste?

-Encontré unas rocas muy raras, y se me ocurrió ponerlas al fuego. Al calentarse producen un metal muy moldeable, con el que se puede trabajar muy fácilmente. Conseguí así las herramientas.

La chica, mientras hablaba, miraba a su alrededor.

-Oye. ¿Dónde vives tú? No veo por aquí ninguna construcción para protegerte.

-No hay ninguna -dijo sencillamente el hombre- Me he protegido debajo de las palmeras.

-Anda, sube -dijo la muchacha, señalando la balsa- Te invito a mi choza.

Cuando llegaron al otro lado de la isla, el hombre observó asombrado la perfección con que la chica había construido la choza.
-¿Quieres tomar algo? -le ofreció ella.

-No, gracias. Estoy ya saturado de tomar agua de coco -respondió el.

-No es agua de coco normal -rió ella-. He construido un pequeño sistema de destilación, lo macero con piña, y lo que te ofrezco es auténtica piña colada.
Mientras tomaban los refrescos, la mujer lo miraba con curiosidad.

-Oye. ¿Tú siempre has llevado la barba así de crecida?
-No, no -respondió él-. Siempre me ha gustado ir bien afeitado… Pero aquí, en la isla, no he tenido ningún instrumento para hacerlo…

-Pues ahora sí puedes. He fabricado un instrumento con el que me depilo las piernas, y también podrás tomar un baño templado, con un sistema que he ideado. Pasa al interior y verás.
Se afeitó perfectamente con un aparato hecho de gruesas espinas de pescado, y una concha muy afilada. Y se bañó en el agua templada que salía de un tubo que atravesaba la pared de la choza.

Cuando salió, limpio y afeitado, la joven lo miró con una sonrisa de complacencia. Le indicó que se arrellanara en una hamaca de su creación, y le dijo:

– Ahora mismo vuelvo. Me voy a poner algo más cómodo para la noche.
A los pocos minutos regresó. Llevaba puesto un bonito dos piezas, confeccionado con hojas de palmera trenzadas.  Se dirigió al hombre -que ahora estaba medio adormilado después del relajante baño-, con una radiante y pícara sonrisa.

-Oye. Después de todo este tiempo que has estado solo… ¿No te gustaría hacer algo que no has podido hacer, y que tanto nos gusta a los hombres y a las mujeres?
Nuestro hombre abrió los ojos con asombro. Se incorporó de golpe, y presa de la emoción, dijo:

¡¡¡NO ME DIGAS QUE PUEDO REVISAR MI CORREO ELECTRÓNICO!!!

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 30 marzo , 2007 en naufrago. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: