Un mal día


Mientras un hombre paseaba por un parque, vio a otro que estaba abrazado a un árbol, con una oreja pegada fuertemente contra el tronco.

Viendo esto, el hombre preguntó:

– Sólo por curiosidad, ¿qué estás haciendo?

– Estoy escuchando la música del árbol, respondió el otro.

– Vamos, vamos. Tienes que estar bromeando

– Por supuesto que no. ¿Quieres escuchar?

No pudiendo más con su curiosidad, el paseante dice:

– Está bien…

Colocó sus brazos alrededor del tronco y acercó su oreja. Con esto, el otro le puso un par de esposas,le quitó la billetera, los anillos, su reloj, las llaves del auto y finalmente le quitó toda la ropa, y se fue corriendo.

Dos horas después, otro caminante pasó cerca, vio al hombre desnudo, esposado al árbol, y le preguntó,

– ¿Qué te pasó?

El hombre le contó la terrible historia de cómo y por qué se encontraba allí. Cuando terminó de contarle lo sucedido, el otro movió la cabeza en señal de comprensión, caminó hasta quedar detrás de él, lo besó suavemente en la oreja y le dijo,

– De veras que este no es tu día, amorcito…

Anuncios

Acerca de Luis Castellanos

Luego de unos años en Maracaibo, de regreso en Caracas. Docente Universitario y Bloguero. Orgulloso padre de dos hijos. luiscastellanos @ yahoo.com | @lrcastellanos

Publicado el 21 julio , 2008 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: