Archivos Mensuales: septiembre 2009

Con la hija en el ginecólogo


La madre, desesperada, pregunta al médico:

– ¿Qué hubo con ella, doctor?
– ¡Su hija está con el clítoris igual a una tapita de lápiz Paper Mate!
– ¿Azul, doctor ?
– No, todo mordido.

Anuncios

Ladrón de medicinas


14

Viejito con aparato de audición


aparato audicion

El médico atiende un viejito millonario que había comenzado a usar un revolucionario aparato de audición:

– Y entonces, señor Almeida, ¿le está gustando su nuevo aparato?
– Si, es muy bueno.
– ¿Y a su familia le gustó?
– Todavía no le conté a nadie, pero ya cambié mi testamento tres veces.

Reunión de Ginecólogos


20

Pantuflas de conejo


18

Dibujante en la cárcel


17

De nuevo, otro “Upss”


Un muchacho estaba recostado en la cama junto a su nueva pareja.

Después de haber tenido su primera sesión de sexo, ella se pasó una hora acariciándole los testículos.

Algo que ella parecía disfrutar enormemente. Mientras él lo disfrutaba en la misma forma, se volvió hacia ella y le preguntó:

– ¿Por qué te gusta tanto acariciar mis testículos?

Y ella con voz tierna le respondió:

– Porque extraño los míos.

Cuando la esposa no escucha


Que es Marketing?


A) En el caso de una Mujer:

1) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Te acercas a él y le dices: “Soy muy buena en la cama”.
Eso es Marketing Directo.

2) Estás en una fiesta con un grupo de amigos y ves un Hombre muy atractivo. Uno de tus amigos se le acerca y le dice: “Esa Mujer de ahí es muy buena en la cama”. Eso es Publicidad .

3) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Le pides su número de celular. Al día siguiente le llamas y le dices: “Soy muy buena en la cama”.
Eso es Telemarketing.

4) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Lo reconoces. Te acercas a él, le refrescas la memoria y le dices: “¿Te acuerdas lo buena que soy en la cama?”.
Eso es Customer Relationship Management.

5) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Te levantas, te arreglas la ropa, te acercas a él y le sirves una copa. Le dices lo bien que huele, admiras su traje, le ofreces un cigarrillo y le dices: “Soy muy buena en la cama”.
Eso son Relaciones Públicas.

6) Estás en una fiesta y ves un Hombre muy atractivo. Te acercas a él y le dices: “Soy muy buena en la cama”, y además, le enseñas una teta.
Eso es Merchandising.

7) Estás en un a fiesta y ves un Hombre muy atractivo. El se acerca a ti y te dice: “He oído que eres muy buena en la cama”.
Eso es Branding, “el Poder de la Marca”.

B) En el caso de un Hombre:

1) Estas en una fiesta y ves a una Mujer muy atractiva. Te acercas a ella y le dices: “Soy muy bueno en la cama y aguanto toda la noche sin parar”.
Eso es Publicidad Engañosa, y está penalizada por Ley.

3 síntomas de un matrimonio estancado


Para los mal pensados


Un dibujante para los mal pensados…

Ya no me puedo agachar


Una mañana, un tipo apreciaba su hermoso cuerpo escultural de chipendale y al estar admirando su cuerpo frente al espejo, notó que había cogido un bonito bronceado por todo su cuerpo, menos en el pene y decidió hacer algo para remediarlo.

Fue a la playa, se desnudó, se enterró completamente en la arena, exceptuando el pene, para que se le pudiera broncear con el sol.

caminararena []

Un rato más tarde, pasan dos señoras ya mayores, una de ellas se apoyaba en un bastón para caminar mejor.

De pronto, una ve ‘el pene’ emergiendo de la arena y empieza a tocarlo con el bastón.

Después le dice a su amiga:
– ¡Realmente el mundo no es justo Margarita!’
– ¿Qué quieres decir?’, pregunta la amiga…
– Cuando tenía 20 años, estaba curiosa por verlo; Cuando tenía 30 años, lo disfruté; Cuando tenía 40, lo pedía a gritos; Cuando tenía 50, pagué por él; Cuando tenía 60, rogué por él; Cuando tuve 70, se me olvidó que existía; y, ahora que tengo 80, esas ‘cosas’ crecen silvestres y yo…….Ya no me puedo agachar…

Yo no fui


Cosas de la edad


viejito

Jorge, con sus 80 años, va a hacerse el chequeo anual.

Todos los análisis tienen resultados normales, por lo que el Dr. García le dice:

– Bueno Jorge: todo indica que está usted muy bien desde el punto de vista físico. Pero, ¿cómo se siente mental y emocionalmente? ¿Disfruta usted de paz interior? ¿Mantiene una buena relación con Dios?

Jorge responde:

– Dios y yo estamos muy ligados. Fíjese doctor: como Él sabe que soy muy corto de vista, cuando voy al baño por la noche, Él me enciende la luz y, cuando termino, me la apaga.

– ¡Que bárbaro! -dice el médico-.   ¡Parece increíble!

Un par de horas más tarde, el Dr. García decide llamar por teléfono a la hija de Jorge, amiga suya:

– Hola, Susana -la saluda-.   Tu padre está muy bien. Físicamente un diez. Pero te llamo porque tengo ciertos temores en cuanto a su relación con Dios. ¿Es cierto que cuando se levanta por la noche, se enciende sola la luz del cuarto de baño y, cuando termina, la luz se apaga?

-¡Madre mía! -dice Susana-.    ¡Ya está otra vez orinando en la refrigeradora! …

Taxi, por favor!


Como joden las mujeres…


Mujer: ¿Adonde vas?
Hombre: Salgo un ratito…

M: ¿Te llevas el auto?
H: Sip
M: ¿Tiene gasolina?
H: Si, ya le puse.
M: ¿Vas a tardar mucho?
H: No, una horita más o menos.
M: ¿Adonde vas?
H: No sé… por ahí… solo a dar una vuelta…
M: Y… ¿no prefieres ir caminando?
H: No, me voy en el auto.
M: ¿Me traes un helado?
H: ¿De qué lo quieres?
M: De mango.
H: Bien, de regreso paso a la heladería y te lo traigo
M: ¡¿De regreso?!
H: ¡Si!… porque sino se derrite.
M: ¿Por qué no vas ahora, vuelves y me lo dejas?
H: Mejor a la vuelta… va a ser mejor.
M: ¡Uta… ma…!
H: Cuando vuelva tomamos el helado juntos.
M: Pero no te gusta el mango
H: Me compro otro
M: ¡Trae de vainilla!
H: Tampoco me gusta la vainilla.
M: ¡Trae de chocolate entonces!, que nos gusta a los dos.
H: ¡Ok!… besos, vuelvo en un rato.
M: ¡Oye…!
H: ¡¿Qué?!
M: Mejor chocolate no… ¡Trae fresa!
H: ¡No me gusta la fresa!
M: Entonces traeme mango a mí y tú el que quieras.
H: Fué lo que dije desde el principio…
M: ¿Estas siendo irónico?
H: Oh!!! nop… ya me voy…
M: Dame un beso!
H: bueno… (beso)
M: ¿Vas en tu auto o en el mío?
H: En el mío
M: Usa el mío, tiene CD. El tuyo no…
H: No quiero oir música, voy a despejarme un poco…
M: ¿Necesitas despejarte?
H: ¡No sé!… Cuando regreso te digo.
M: ¡No tardes!
H: No tardo… (abre la puerta)
M: ¡Amor…!
H: ¡¿Y ahora qué?!…..
M: ¡Uuuyyy! ¡Que grosero!…
H: Amor… ¡Estoy intentando irme y no me dejas!
M: ¿Por qué quieres ir solo? ¿Te vas a encontrar con alguien?
H: ¡¿Qué quieres decir?!
M: ¡Nada, nada…! olvídalo…
H: ¡Ven acá! (cariñoso)… ¿Crees que te estoy engañando con alguien?
M: ¡No… claro que no!… pero ya sabes como son…
H: ¿Cómo son qué?
M: ¡Los hombres!
H: ¿Estás generalizando o estás hablando de mí?
M: Estoy generalizando
H: Entonces no me lo apliques. Sabes que no te haría algo así.
M: Está bien… vete entonces.
H: Ya! Ya! ya me fuí!!!!
M: Oye…
H: ¡AY POR DIOS!… ¡¿Qué?!
M: Llevate el celular…
H: ¿Para qué?… ¿Para que me estés llamando constantemente?
M: ¡No!… Por si pasa algo.
H: No te preocupes…
M: ¡Ok, ok…! Perdóname por la desconfianza… ¡Es que te extraño!
H: Está bien. No quise contestarte así. ¡Te amo!
M: ¡Yo también!
M: ¿Puedo usar tu celular?
H: ¿Para qué?
M: ..¡Los jueguitos!
H: ¿Quieres mi celular para jugar?
M: Sip
H: Usa la computadora, hay un montón de juegos ahí.
M: No entiendo ese aparato…
H: ¿Y para qué me hiciste que te la comprara el mes pasado?
M: No importa… entonces llevate el celular porque sino lo voy a usar.
H: Úsalo… no hay nada importante en él.
M: ¿Si?…
H: ¡Sí!
M: ¿Dónde esta?
H: ¿Que cosa?
M: ¡Lo que debería estar en el celular y no está!
H: ¡¿Qué?!
M: ¡Nada!… ¡Olvídalo!
H: ¿Estás enojada?
M: No, no estoy.
H: ¡…Entonces me voy!
M: ¡Amor….!
H: ¡¡¿¿QueeeeEEEEÉ!!??
M: ¡Ya no quiero helado!
H: ¡¿Ah no?!
M: ¡No!
H: (Un suspiro)… Ok…Ok.. Ya no voy a salir!
M: ¿Ah si?
H: ¡Sí!
M: ¿Entonces te quedas conmigo?
H: ¡No!, ¡Me aburriste!! me voy a dormir!
M: ¿Estás enojado?
H: ¡Sí!
M: ¿Y POR QUE MEJOR NO TE VAS A DAR UNA VUELTA PARA DESPEJARTE?

Las mujeres si que joden!!

Obama y los gallegos


El Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Barak Obama, ha oído hablar tanto de los gallegos, que decide invitar a un grupo de ellos a que visiten los Estados Unidos.

Manda su propio avión a recogerlos a Galicia y preparan un gran recibimiento en el hangar presidencial, en donde colocan un gran foro, con banda, alfombra y pancartas dando la bienvenida a los gallegos.

Al llegar el avión, la banda empieza a tocar, los coros a cantar, se abre la puerta del avión, se asoma la azafata y…nada, que no bajan los invitados.

El presidente, descontrolado porque no bajan, manda a su secretario a investigar.

Va el secretario y regresa con el presidente y le dice: “Señor, los gallegos no quieren bajar porque le tienen miedo a Well”

El presidente no entiende nada y le dice: “y… quien es Well?”

Regresa el secretario y le dice al gallego: -Pregunta el Presidente qué ¿quien es Well?”

Y el gallego le dice:- Pues no sé, joder..!  pero allí, en esa pancarta, dice:

*”WELL COME GALLEGOS”*

Flores para la madres o para la hija?


La familia de la novia


A %d blogueros les gusta esto: