Archivos Mensuales: diciembre 2006

El Viudo precavido


jerusalem.jpg

 Un hombre y su mujer fueron de vacaciones a Jerusalem.

Mientras estaban allí, la esposa falleció.

El funebrero le dijo al marido:
– Ud. puede embarcarla de regreso a USA por U$S 5.000. o la puede enterrar aquí, en Tierra Santa, por U$S 150.

El hombre lo pensó y le dijo que simplemente:
– La llevare de vuelta a casa.

El funebrero preguntó:
– ¿Por qué gastar US$ 5.000 para llevar a su esposa a casa, cuando sería maravilloso ser sepultada aquí y sólo gastaría US$ 150?

El hombre dijo:
– Hace mucho tiempo un hombre murió aquí, fue sepultado aquí y tres días más tarde resucitó de entre los muertos. Simplemente no puedo arriesgarme.

Memorias de un Feo


baghead.jpg

  Cuando nací, el doctor fue a la sala de espera y le dijo a mi padre:

– “Hicimos lo que pudimos… pero nació vivo”.

Mi mama no sabia si quedarse conmigo o con la placenta.

Como era prematuro me metieron en una incubadora… con vidrios ahumados.

Mi madre nunca me dio el pecho, porque decía que solo me quería como amigo.

Yo siempre fui muy peludo. A mi madre siempre le preguntaban: 

– “Señora, a su hijo ¿lo parió o lo tejió?”

Mi padre llevaba en su billetera la foto del niño que venia cuando la compró.

Pronto me di cuenta que mis padres me odiaban, pues mis juguetes para la bañera eran una radio y un tostador eléctrico.

Una vez me perdí. Le pregunte al policía si creía que íbamos a encontrar a mis padres. Me contesto:

– “No lo se; hay un montón de lugares donde se pudieron haber escondido”.

Mis padres tenían que atarme un trozo de carne al cuello para que el perro jugara conmigo.

Si, amigos, yo soy FEO, tan FEO que una vez me atropello un coche y quedé mejor.

Cuando me secuestraron, los secuestradores mandaron un dedo mío
a mis padres para pedir recompensa. Mi madre les contesto que quería
Mas pruebas.

Tuve que trabajar desde pequeño, empecé en una veterinaria; y la gente no paraba de preguntarle a mi jefe de que raza era.

Un día llamó una chica a mi casa diciéndome:

– “Ven a mi casa que no hay nadie. Cuando llegue… en efecto, no había nadie.

El psiquiatra me dijo un día que yo estaba loco. Yo le dije que quería escuchar una segunda opinión.

– “De acuerdo, además de loco es usted muy feo”, me dijo.

El último deseo de mi padre antes de morir fue que me sentara en sus piernas. Lo habían condenado a la silla eléctrica .

Una vez cuando me iba a suicidar tirándome desde la terraza de un edificio de 50 pisos, mandaron a un cura a darme unas palabras de aliento. Solo dijo:

– “En sus marcas, listos…”

Las monjas en el cielo


monjas2.JPG

Hay un accidente con un autobús lleno de monjas y todas fallecen. Todas llegan al cielo y tratan de entrar pero en la puerta esta San Pedro y les dice:

– “Calmadas hermanas, por favor formen una fila india y contesten mi pregunta. ¿A ver Sor María, has tocado un pene alguna vez?”

– “Jijijijji, bueno pues solo una vez y fue con la punta de mi dedo”.

– “Esta bien,” – dice San Pedro, -“Mete tu dedo en el agua bendita y pasa”.

– “A ver Sor Inés, has tocado un pene alguna vez?”

– “Pues si, pero sólo lo agarré con la mano izquierda.”

– “Bueno mete tu mano izquierda en el agua bendita y pasa.”

En eso se oye tremendo alboroto y una de las monjas empujando por fin logra llegar hasta el frente.

– “¿Pero por que tanto alboroto hija mía?”

– “Mire excelencia, si voy a tener que hacer GÁRGARAS con esa agua, quiero hacerlo antes de que Sor Beatriz se lave el culo con ella…!!!!!”

Los Spaghetis…


spaghetti.gif

 Un abogado mantiene un romance con su secretaria.

Al poco tiempo, ésta queda embarazada y el abogado, que no quiere que
su esposa se entere, le da a la secretaria una buena suma de dinero
y le pide que se vaya a parir a Italia.

Ésta pregunta:

– “¿Y como voy a hacerte saber cuando nazca el bebé?”

El abogado responde:

– “Para que mi mujer no se entere, tan sólo envíame una postal y escribe por detrás: “Spaghetti”. Y no te preocupes de más, que yo me
encargaré de todos los gastos.”

Pasan los meses y una mañana la esposa del abogado lo llama al bufete,algo exaltada:
– “Querido, acabo de recibir el correo y hay una postal muy extraña de Italia. La verdad, no entiendo qué significa.”

El abogado, tratando de ocultar sus nervios, contesta:

– “Espera a que llegue a casa, a ver si yo entiendo…”

Cuando el hombre llega a casa y lee la postal, cae al suelo Fulminado por un infarto.

Llega una ambulancia y se lo lleva. Ya en el hospital, el jefe de cardiología se queda consolando a La esposa y le pregunta cuál ha
sido el evento que precipitó tan masivo ataque cardíaco.

Entonces la esposa saca la postal y se la muestra diciéndole:

– “No me explico, doctor; él solamente leyó esta postal. Vea usted mismo lo que trae escrito.” “Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti, Spaghetti. Tres con salchicha y albóndigas y dos con almejas. “

Un trato es un trato


puertas-del-cielo.JPG

Después de medio siglo de armonía total en el matrimonio, él muere y, poco tiempo después ella también va para el cielo.

En el cielo ella encuentra al marido y corre hasta donde él se encuentra y le dice:

– Queriiiiiidoooooo! Que bueno encontrarte!!

Y él responde:

– “No me vengas con guevonadas! El trato fue: HASTA QUE LA MUERTE NOS SEPARE…

Los Mandamientos


10-mandamientos.jpg

Dios le preguntó a los Romanos:

– Ustedes quieren un mandamiento?

– Cuál sería el mandamiento, Señor?

– ¡No matarás!

– No, gracias. Eso interrumpiría nuestras continuas conquistas.

Entonces Dios le preguntó a los Egipcios:

– ¿Ustedes quieren un mandamiento?

– ¿Cuál sería el mandamiento, Señor?

– ¡No cometerás adulterio!

– No, gracias. Eso arruinaría nuestros fines de semana.

Dios entonces les preguntó a los Sirios:
– ¿Ustedes quieren un mandamiento?

– ¿Cuál sería el mandamiento, Señor?

– ¡No robarás!

– No, gracias. Eso arruinaría nuestra economía.

Y así Dios fue preguntando a todos los pueblos hasta llegar a los Judíos:

– ¿Ustedes quieren un mandamiento?

– ¿Cuánto costaría?

– Es gratis.

-Entonces mándanos diez………………

La Cremación


crema-nivea.jpg

 Paco era un gallego que tenía un gran amigo argentino, Juan.

En un viaje que hiciera Paco a su tierra natal, sufrió un infarto y murió.
Juan se entera y decide tomar un avión e ir al funeral de su amigo en Galicia.

Al llegar al lugar donde estaban velando al muerto Juan nota que junto al cajón se encuentra un tarro enorme lleno de crema facial y lo más curioso es que los dolientes, luego de darle el pésame a la madre de Paco, introducían la mano dentro del pote y luego procedían a embarrar al difunto.

Juan, por respeto, decide hacer lo mismo, pero fue tanta su curiosidad que se acerca cuidadosamente a la Madre del difunto, y en voz baja le pregunta :

– ¿Por qué los deudos le están untando crema a Paco? ¿ Fue por alguna petición especial o es una tradición acá en Galicia?

La anciana le da una mirada de consternación y le contesta :

– ¡Joder, pero bueno! ¿Ud. no sabía que Paco pidió que lo cremasen?

El empleado eficiente


fotocopiadora-2.jpg

El Gerente está con un paquete de hojas frente a la trituradora de papeles. Se le ve desconcertado, mira por un lado, mira por el otro. En eso pasa un empleado y muy amablemente le dice:

– ¿Puedo ayudarle?

El Gerente, agradecido, contesta:

– Muy amable, parece ser que me supera la tecnología.

El empleado, muy diligente, toma el paquete de papeles, los coloca en una ranura, y se oye el sonido de los papeles cuando se hacen trizas. El empleado le dice al Gerente:

– ¿Ve que fácil?

Y el Gerente pregunta:

– ¿Y por dónde salen las copias?

El Gocho y su perra


perro-amarrado.jpg

 Llega un gocho al bar del pueblo y deja atada su perra a un árbol.

Al instante una jauría de perros se arremolina a su alrededor tratando de conquistarla.

En medio de un concierto de ladridos, gruñidos, mordiscos y aullidos, un policía entra al bar y pregunta por el dueño de la perra.

El gocho, que se estaba tomando un vaso grande de cerveza, levanta la mano y dice :

– Yo.

– Su perra está alta, le dice el policía.

– No puede ser, yo la dejé en el suelo, responde el gocho.

– Quiero decir que está en celo, insiste el policía.

– No puede ser, yo jamás le di motivos, ni siquiera miro a otras perras..- contesta el gocho sediento.

– Digo que está caliente, ¿me entiende?

– No, no lo entiendo, me cercioré de dejarla a la sombra.

Exasperado, el policía exclama :

– Óigame, su perra quiere tener relaciones sexuales.

El gocho le responde :

– Pues ¡usted mismo ! Siempre quise tener un perro policía!

La Viuda del Rabino


rabino.gif

 Un Rabino se muere y su congregación decide, después de algún tiempo que La viuda debe casarse de nuevo.
Puesto que es un pueblo pequeño el único candidato disponible es el carnicero.
Aunque muy renuentemente, dado que estaba acostumbrada a vivir con un Estudioso, ella acepta.
Después del casamiento, el viernes por la noche después de tomar el baño Ritual, el nuevo marido dice a la Rabina:

– Mi madre siempre dijo que antes del comienzo de sábado es un precepto Hacer sexo antes de ir a la sinagoga.

Ellos lo hacen…

Cuando vuelven del servicio, él le dice:

– Según mi padre es un precepto hacer sexo antes de cenar.

Ellos lo hacen de nuevo…

Cuando es tiempo para ir a dormir él le dice:

– Mi abuelo me dijo que siempre se debe hacer sexo en la noche del sábado.

Ellos lo hacen de nuevo.

Finalmente ellos van a dormir y cuando se despiertan la próxima mañana él Le dice:

– Mi tía dice que un judío religioso siempre empieza el sábado sagrado teniendo sexo.

Vuelven a hacerlo…

Finalmente el domingo ella va al mercado y se encuentra con una amiga que Le pregunta:

– ¿Y? ¿Cómo es tu nuevo marido?
– Bueno…, mira…, un intelectual no es, ¡pero viene de una familia maravillosa!

El Borracho al llegar a su casa


trago.gif

Un señor llega de la cena de su empresa con una borrachera de campeonato, entra en su casa repasando para hacer ver que se encuentra bien:

  • Esta es la puerta de entrada a mi casa,
  • Esta es mi cocina,
  • Esta es la habitación de mis niñas,
  • Esta es mí habitación,
  • Esta es mí lámpara que está en mí mesita,
  • Esta es mí mujer.
  • Y el que está a su lado, ese, ese, ¡soy yo!

Cornudo y Chismoso


autobus.JPG

 Había un señor que al salir de su casa para tomar el transporte público siempre le decía otro hombre:

– Adiós, cornudo.

Y él no entendía nada, así pasaron 5, 6, 7 días y lo mismo.
Entonces, el señor le dice a su esposa:

– Oye, sabes que todos los días un hombre me dice: “Adiós Cornudo”.

Y al siguiente día cuando salió de la casa el mismo hombre le dijo:

– ¡Encima de cornudo, chismoso!

La Escuela Nocturna


escuela-adultos.JPG

 Dos obreros de la construcción conversan durante el almuerzo:

-¿Sabes quién es Miguel de Cervantes?
-Pues no…
-¡Qué tonto eres! Deberías ir a la nocturna.

Al día siguiente, el primero vuelve a preguntar:
-¿Sabes quién es Albert Einstein?
-Pues no…
-¡Qué tonto eres! Deberías ir a la nocturna.

Otra vez, siguiente día, el mismo obrero pregunta:
-¿Sabes quién es Karl Marx?
-Pues no…
-¡Qué tonto eres! Deberías ir a la nocturna.

Entonces el otro, ya harto, le dice:
-Y tú, ¿sabes quién es Pedro Toro?
-Pues no…
-¡Qué tonto eres! Es el tipo que se acuesta con tu mujer, mientras vas a la nocturna.

En el cine


cine1.jpg

çUna vez un Gallego va a la ciudad y un amigo lo invita al cine, allí dentro ve una escena en una cantina donde al actor principal le dan tremenda paliza, el Gallego queda impresionado por la escena.

Al día siguiente se encuentra con otro amigo y le dice que lo lleve al cine, a ver la misma película.

Cuando está por llegar a la escena de la pelea el Gallego le dice al amigo “te apuesto a que ese tipo no entra en la cantina”, el amigo le dice que es trampa porque él ya vio la película, pero el Gallego insiste tanto que el amigo termina cediendo.

Resulta que al protagonista le dieron la paliza, y el amigo le pregunta si es que el ya había visto la pelicula, por qué apostó?, y el Gallego le responde “es que con la paliza que le dieron ayer no creí que ese idiota se fuera a meter a esa cantina de nuevo” .

Eduard, el Cazador


cazador.jpg

  Un día Eduard fue a cazar osos, y al encontrarse con un pequeño oso de color marrón le disparó.

osomarron.jpg

 Entonces sintió un golpecito sobre su hombro y al darse vuelta vio un gran Oso Negro que le dijo:

osonegro.jpg

 – Tienes dos opciones: o te doy zarpazos hasta la muerte o nos entendemos con sexo”

Y Eduard decidió agacharse.

Aunque se sintió dolido por 2 semanas, rápidamente se recuperó y juró venganza, e inició otro viaje para encontrar al Oso Negro.

Cuando por fin lo encontró le disparó,… y entonces sintió otro golpecito en el hombro. Esta vez era un enorme Oso Grisáceo, más grande aún que el Oso Negro, que le dijo:

osogris.jpg

 – Esto te va a doler, pero tienes dos opciones: o te doy zarpazos hasta la muerte o nos entendemos con sexo”.

Y otra vez Eduard pensó que era mejor perder su dignidad que su vida, y se agachó ante el oso.

Aunque sobrevivió, pasaron muchos meses hasta que logró recuperarse. Ultrajado, se dirigió de nuevo al bosque con una sola meta:¡¡Venganza!!. Logró encontrar la pista del Oso Grisáceo, lo ubicó y le disparó….

… y de nuevo sintió un golpecito en el hombro, giró y vio a un gigantesco Oso Polar que, mirándolo fijamente, le dijo:

osopolar.jpg

 – “Admítelo, Eduard, ¡tú no vienes a cazar!”

Segunda Opinión


secretos-de-alcoba.jpg

Una pareja tiene una gran pelea durante el desayuno.

En el medio de ella, el marido sale atrasado para el trabajo y le grita:

– Ni en la cama eres buena!

Desde el trabajo la llama y le pide disculpas. Ella demora en responder.

– Por qué tardaste tanto en responder?

– Yo? Estaba en la cama… responde ella.

– En la cama? Haciendo qué?

– Escuchando una segunda opinión.

Diferencia entre “Agallas” y “Bolas”


escoba.jpg 

¿Sábes cual es la diferencia entre “tener agallas” y “tener bolas”?

“Agallas” es llegar tarde a casa después de pasar una noche con
los amigos y cuando tu mujer te asalta con la escoba preguntarle:

– “¿Vas a barrer o vas a volar?”

“Bolas” es llegar tarde a casa después de pasar una noche con los amigos, oliendo a perfume y champán, con marcas de carmín en la camisa, y darle a tu mujer una palmada en el culo diciendo:

– “¡Preparate, Ahora te toca a ti!”

Las abuelas no lo saben todo


viejita-2.gif

 El pequeño Tony estaba pasando unos días con su abuela.

Llevaba un rato jugando fuera con otro niños cuando entró en la casa y le
preguntó:

“Abuela, ¿como se llama cuando dos personas duermen en el mismo
cuarto y una de ellas está encima de la otra?

La abuela se quedó un poco sorprendida, pero decidió decirle la verdad.

“A eso se le llama relaciones sexuales, cariño”

El pequeño Tony dijo , “Ah, vale!” y volvió a salir a charlar y jugar con los otros niños.

Unos minutos después volvió a entrar y dijo todo enfadado,

“Abuela, no se llama relaciones sexuales!, se llaman literas! y la madre de Jimmy quiere hablar contigo”.

Nunca retes a una mujer


cia.jpg

 La CIA tenia una vacante para un agente especializado en ejecuciones.
Después de evaluar a algunos aspirantes quedan finalmente 2 hombres y una mujer. Llega el día de la prueba final y para definir quien conseguiría el trabajo los agentes que administraban la prueba llevaron a uno de los hombres a una puerta grande de metal y le dieron un arma.

Debemos confirmar que usted seguirá nuestras instrucciones no importa bajo que circunstancias”, le explicaron:

-“Dentro de este sitio, usted encontrará a su esposa sentada en una silla. Tome esta arma y mátela.”

El hombre con una mirada de asombro le dijo:

– “Ud. no puede estar hablando en serio. Yo nunca podría matar a mi propia esposa.”

“Bien – dijo un agente, – Entonces usted definitivamente no es la persona adecuada para este trabajo.”

Así que trajeron al segundo hombre a la misma puerta, le entregan el arma y le explican los mismos parámetros de la prueba.

El segundo hombre miro algo sobresaltado, pero sin embargo tomó el arma y entró al cuarto. Todo estuvo en silencio por cerca de 5 minutos, entonces la puerta se abrió. El hombre salió del cuarto con lágrimas en sus ojos y dijo:

– “Intenté matarla, pero simplemente no pude apretar el gatillo. Supongo que no soy el hombre adecuado para el trabajo”.

Los agentes contestaron:

– “No, usted no tiene lo que se necesita para esto. Tome a su esposa y vaya a casa”.

Ahora solo les quedaba la mujer. La conducen a la misma puerta y le dan la misma arma.

“Como prueba final, debemos estar seguros que usted seguirá las instrucciones sin importar las circunstancias, dentro encontrará a su marido sentado en una silla. Tome esta arma y mátelo.”

La mujer tomó el arma y abrió la puerta. Antes incluso de que la puerta se cerrara completamente, los agentes oyeron a la mujer descargar el arma completamente, uno por uno, cada tiro disponible en el cargador.

Entonces el mismo infierno se apoderó de aquel cuarto. Se oyeron gritos, desgarramientos, golpes en las paredes. Esto continuó por varios minutos y, finalmente, todo quedó en silencio. La puerta se abrió lentamente, y allí estaba parada la mujer. Se limpió el sudor de la frente y dijo:

“Que bárbaros son Ustedes!!!? Porque no me dijeron que eran balas de salva? Tuve que matar al hijueputa a sillazos..!!!”

Un Gallego en Roma


gallego-en-roma.jpg

Un gallego llamado García abre una ferretería a solo unos metros del Vaticano, en Roma. Como publicidad, fuera de su establecimiento, el gallego cuelga un enorme crucifijo. Sobre la figura de Jesús, clavado en la cruz, el gallego pone un cartel luminoso que dice:

CLAVOS GARCÍA, 2000 AÑOS DE GARANTÍA

El escándalo fue mayúsculo. El editor del Osservatore Romano, va a conversar con el gallego. De la forma más fina posible, le explica que no se puede usar este tipo de publicidad… ¡Y mucho menos, en Roma! El gallego, como hombre razonable que es, modifica su anuncio, reemplazando la figura del Cristo crucificado con otro. Esta vez, Jesús tiene solo una mano clavada, la otra está suelta, saludando al público. Sobre la cruz hay un nuevo cartel luminoso que dice:

ADIVINEN EN QUÉ MANO SE USÓ UN CLAVO “GARCÍA”

El escándalo ahora llega hasta Castelgandolfo. El Papa Juan Pablo, horrorizado, va en su papamóvil hasta la tienda del ferretero. El Santo Padre, con sus trémulas manos, le clama al gallego:

– Hijo mío, no puedes usar a la figura de Nuestro Señor como efigie de tus anuncios comerciales… Por favor, inventa otra cosa.

El siempre creativo gallego coloca una cruz vacía, fuera de su tienda, y sobre ella hay un nuevo cartel luminoso:

SI LOS CLAVOS FUERAN GARCÍA… ¡NI DIOS SE ESCAPARÍA!

A %d blogueros les gusta esto: